Que Significa El Nacimiento De Jesús - [Explicación] 2024: CLT Livre

Que Significa El Nacimiento De Jesús

Que Significa El Nacimiento De Jesús

¿Qué es el significado del nacimiento de Jesús?

Profetizado en el Antiguo Testamento y cumplido en el Nuevo Testamento – Aproximadamente setecientos años antes de Cristo, se registró una profecía acerca del nacimiento de Jesús en el Antiguo Testamento. Isaías 7:14 dice: “El Señor mismo os dará señal: He aquí, la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel “.

El Nuevo Testamento comienza con el relato del nacimiento de Jesús. En el primer capítulo de Mateo, el versículo 18 nos dice cómo se cumplió el nacimiento virginal profetizado en Isaías 7:14: “El origen de Jesucristo fue así: Estando desposada María Su madre con José, antes que se juntasen, se halló que estaba encinta por obra del Espíritu Santo “.

La nota 1 de este versículo en el Nuevo Testamento Versión Recobro habla del significado profundo de que María estuviera encinta por obra del Espíritu Santo: “Aunque Cristo nació de María (v.16), era hijo del Espíritu Santo. El nacimiento de Cristo procedió directamente del Espíritu Santo (v.20).

  • Su fuente fue el Espíritu Santo y Su elemento era divino.
  • Por medio de la virgen María, Él se vistió de carne y sangre, la naturaleza humana, tomando la semejanza de la carne (Ro.8:3), la semejanza de los hombres (Fil.2:7)”.
  • Aunque Jesús nació como un niño con carne y sangre, Su fuente fue el Espíritu Santo.

Mateo 1:20 nos dice más acerca del origen de Jesús: “Mientras consideraba esto, he aquí un ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo engendrado en ella, del Espíritu Santo es “.

La nota 1 de este versículo explica: “Dios primero se engendró en María mediante Su Espíritu; una vez realizada la concepción, Él nació con la naturaleza humana, para ser un Dios-hombre, y así poseer tanto la divinidad como la humanidad, Éste es el origen de Cristo”. Estos dos versículos, Mateo 1:18 y 20, nos muestran que el nacimiento de Jesucristo no fue de ninguna manera el nacimiento ordinario de un hombre ordinario; fue la extraordinaria encarnación de Dios mismo.

El nacimiento de Jesús fue el nacimiento de un Dios-hombre, una Persona maravillosa que era tanto divina como humana. Jesús y Emanuel Mateo 1:21-23 nos dice dos nombres de esta Persona preciosa y única, Jesús y Emanuel: “Y dará a luz un hijo, y llamarás Su nombre Jesús, porque Él salvará a Su pueblo de sus pecados,

Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el Señor por medio del profeta, cuando dijo: ‘He aquí, una virgen estará encinta y dará a luz un hijo, y llamarán Su nombre Emanuel ‘ (que traducido es: Dios con nosotros )”. Jesús y Emanuel son dos nombres excelentes que están llenos de significado para nosotros.

Consideremos estos nombres con la ayuda de las notas. La nota 1 en cuanto a Jesús en el versículo 21 nos dice: ” Jesús es el equivalente en el griego del nombre hebreo Josué (Nm.13:16), el cual significa Jehová el Salvador, o la salvación de Jehová,

  • Por lo tanto, Jesús no sólo es un hombre, sino Jehová, y no sólo Jehová, sino Jehová como nuestra salvación.
  • Así que, Él es nuestro Salvador.
  • Él también es nuestro Josué, Aquel que nos introduce en el reposo (He.4:8; Mt.11:28-29), que es Él mismo como la buena tierra para nosotros”.
  • Debido a la caída del hombre, todos los seres humanos necesitan un Salvador.

Este Salvador es Jesús, quien es Jehová, Dios mismo. El Dios-hombre Jesús es el único que nos salva de nuestros pecados. Nosotros podemos disfrutar de Su salvación cuando invocamos el nombre de Jesús, ¡Cuán precioso es el nombre de Jesús! Las notas 2 y 3 acerca del nombre Emanuel en el versículo 23 dicen lo siguiente: “Jesús fue el nombre que Dios le dio, mientras que Emanuel, que significa Dios con nosotros, fue como los hombres le llamaron.

Jesús el Salvador es Dios con nosotros, Él es Dios y también es Dios encarnado para morar entre nosotros (Jn.1:14). Él no sólo es Dios sino Dios con nosotros”. “Cristo como el propio Emanuel no sólo estuvo con nosotros cuando vivió en la tierra, sino que también está con nosotros desde Su ascensión cada vez que estamos congregados en Su nombre (18:20).

Además, Él estará con nosotros todos los días, hasta la consumación del siglo (28:20)”. Nuestro Salvador Jesús es Emanuel; Él es Dios con nosotros todo el tiempo. ¡Cuán reconfortante y alentador es esto! Él siempre está con nosotros, en todo lugar y en cada situación.

Nos salva y está con nosotros para siempre Para salvarnos, Dios hizo algo asombroso. El Dios eterno llegó a ser un hombre accesible y vivió una vida perfecta y sin pecado en la tierra entre la humanidad caída. ¡Qué hecho tan misterioso y maravilloso! Como Dios-hombre, alcanzó a la humanidad con Su amor, misericordia y bondad.

Él habló palabras de justicia y verdad para sacar a las personas de las tinieblas y traerlas a la luz. Luego, en Su cuerpo de carne y sangre, Jesús sufrió la muerte en la cruz por nuestros pecados. Él efectuó la redención por nosotros, y al creer en Él somos limpiados de nuestros pecados y liberados del juicio eterno.

  1. Pero eso no es todo.
  2. Cuando creemos en Él, recibimos al Cristo resucitado como el Espíritu vivificante en nosotros.
  3. Él viene a vivir en nosotros y a estar siempre con nosotros, como parte de Su plan para cumplir Su propósito eterno,
  4. Si usted aún no ha recibido al Salvador, no tiene que esperar más.
  5. Simplemente haga esta oración con un corazón sincero: “Señor Jesús, creo que Tú eres el Dios verdadero y un hombre perfecto.

Gracias por nacer y llegar a ser un verdadero hombre con divinidad y humanidad. Gracias por salvarme de mis pecados al morir por mí. Señor, te recibo ahora mismo. Entra en mí y vive en mí. Gracias, Señor, por estar conmigo todo el tiempo. Amén”. Si usted oró para recibir al Señor Jesús como su Salvador, podrá encontrar recursos en esta página,

¿Cuál es la enseñanza del nacimiento de Jesús?

Las enseñanzas que deja el nacimiento de Jesús La representación del nacimiento de Cristo también se ha visto reflejada en los diversos periodos de la historia del arte, desde el romanticismo hasta la actualidad. Expertos analizan los símbolos y significados del origen de la celebración de la Navidad.

  • Encuentra la validación de El Cazamentiras al final de la noticia.
  • En la fría Nochebuena del año 1.223, los vecinos de Greccio, un pequeño pueblo en Italia, se reunieron para representar el nacimiento de Jesucristo.
  • Cada uno asumió un rol: uno era José, ella María, el otro Baltasar, y así, la única excepción fue el Niño Jesús, que no pudo ser representado por un bebé real porque el frío era intenso.

Sin embargo, ahí estaban todos los personajes que presenciaron el inicio de una religión y que partió cronológicamente la historia en dos: antes y después de Cristo. Detrás de la escenografía y la actuación del primer pesebre en la historia estuvo San Francisco de Asís, quien, inspirado en las lecturas de Lucas y por su visita reciente a Jerusalén, decidió que desde ese momento se debería celebrar la vida del Mesías representando su llegada al mundo.

  • Ya son 794 años en los que esta tradición se ha mantenido.
  • Cada diciembre las familias católicas se reúnen para construirlos, decorarlos y, en el caso de algunos países de América Latina, para rezar la novena de aguinaldos.
  • San Francisco, por medio de esta representación, buscaba transmitir los valores y virtudes que enseña el nacimiento de Cristo a las familias y futuras generaciones; sin embargo, con el pasar del tiempo estos valores y virtudes han cambiado al tiempo con la sociedad.

Con la expansión del catolicismo, la celebración de la Navidad también se ha globalizado, se han desbordado las fronteras del mundo cristiano y ha adquirido en cada región matices característicos. Sin embargo, como cuestiona William Mauricio Beltrán, profesor del Departamento de Sociología de la Universidad Nacional de Colombia en su texto ‘¿Cuál es el actual significado de la Navidad?’: “Valdría la pena preguntarse sobre la permanencia de los significados y valores tradicionales dentro del ritual navideño, en un mundo donde aun las celebraciones más sagradas se rinden al dominio propio de las lógicas del mercado”,

  • Por su parte, el director del Departamento de Historia de la Universidad de La Sabana, Hernán Olano, afirma que en parte se han perdido los valores cristianos del pesebre.
  • Por ejemplo, la unión familiar, porque la tradición se ha transferido al árbol de Navidad y también porque el concepto de familia ha cambiado en los últimos años.

Y uno de los principales valores que transmite el pesebre es el de la unión familiar, claro, desde la visión cristiana del concepto de familia, según destaca el docente. Pero, más allá de la religión o de la difusión de los valores cristianos, según el texto del profesor Beltrán, muchas personas que han perdido la devoción religiosa retornan a la celebración de la novena año tras año.

  1. Una hipótesis al respecto es que la Navidad está adquiriendo nuevos significados; se mantiene la forma del ritual, pero se transforma su contenido acomodándose a los nuevos dioses y valores de un mundo pluralista, hedonista, consumista y globalizado”, asegura el experto.
  2. De ahí que la Navidad ya no es solo una ocasión para fortalecer la fe cristiana, sino para afianzar, por ejemplo, los lazos fraternales.

Y también se ha convertido en una época para comprar cada vez más. “La novena es una disculpa para estar juntos”, dice el profesor, pero también aclara: “Una de las más grandes contradicciones de la Navidad es la experiencia del padre que se pasea con sus hijos por el centro comercial, y observa cómo los niños se enamoran caprichosamente de costosos juguetes que él nunca les podrá comprar”.

Pero ¿cuál es la importancia de rescatar los valores o virtudes (no solo los cristianos)? Laura Bolaño, profesora de filosofía de la Universidad del Rosario, evoca a Aristóteles, quien entendía que para ser feliz era necesario perseguir la virtud moral. Esto –sigue la experta– se logra con un constante ejercicio de buscar el camino correcto.

Y la búsqueda de ese camino está relacionada con los valores morales; es decir, el ser humano a qué le da importancia para proteger la condición humana. Y en esa búsqueda, las personas nos encontramos con valores que protegen la dignidad humana, como, por ejemplo, la solidaridad.

  • Estos son algunos valores morales para rescatar en esta Navidad y que trascienden lo religioso, lo filosófico y lo más cotidianos.
  • Lecciones para analizar y aplicar durante la época navideña y para toda la vida.
  • Solidaridad La historia del nacimiento de Jesucristo está plasmada en el Nuevo Testamento.
You might be interested:  Qué Significa Estado De Postración

Allí se cuenta que María y José iban camino de Belén. Ella iba sentada en un burro y estaba a punto de dar a luz a su hijo. Meses atrás, el arcángel Gabriel la había visitado para darle la noticia de que en su vientre llevaba al Hijo de Dios. En su búsqueda de un lugar donde pasar la noche y en donde pudiera dar a luz, varios habitantes de la zona les cerraron la puerta, indiferentes al estado de gravidez de María.

Según explica la filósofa Bolaño, la actitud de quienes negaron posada a María y José es una evidencia de la falta de empatía. “La empatía es una cualidad que debería tener un ciudadano. Esa es una cosa que en Colombia nos falta. Y es que del hecho de reconocer su propia humanidad se desprende la solidaridad, porque reconozco al otro como igual “.

Una imagen que ejemplifica bien la idea es ayudar a caminar al otro conmigo. “No dar al otro por pobrecito, sino porque quiero que tenga la misma dignidad que yo”, explica Bolaño. La empatía es una cualidad que debería tener un ciudadano. Esa es una cosa que en Colombia nos falta Unión Esa noche, ni María ni José sabían que nacería Jesús en un establo que les prestó un buen señor.

  1. Dice el Antiguo Testamento que en el cielo nació una estrella que iluminó más que las demás y se situó encima del lugar de nacimiento del niño.
  2. Lejos de allí, tres sabios, conocidos como los tres reyes magos, vieron la señal y caminaron en esa dirección hasta encontrar a la nueva familia.
  3. La señal la vieron pastores, que también llegaron a recibir al Mesías acompañados por sus ovejas.

En las casas de hoy, en una esquina, está esa escena: José, María, Jesús, los Reyes, los pastores, un burro y un buey. Todos unidos, allí congregados celebrando. Y al tiempo que esa escena está ahí, están las familias colombianas alrededor cantando los villancicos, rezando la novena y festejando la época.

  1. Según el profesor Hernán Olano, experto en temas religiosos, “entre los valores del pesebre están la unión familiar y la alegría del nacimiento de los hijos.
  2. La familia serían los pastores y las ovejas son el resto de gente que está al lado de uno.
  3. Además, la alegría de la unión traspasa fronteras, en referencia a los reyes magos”,

Pero la unión, según la filósofa Bolaño, no es solo de familia: “No todos en la sociedad tienen familias, pero establecen lazos de unión con otras personas. Y es que ahora hay muchos a quienes no les interesa la unión familiar. Para el colombiano, la familia extensa sigue siendo importante, pero hay una porción importante de gente que vive sola o pasa las fiestas con los amigos o viajando “.

  1. Bolaño también cree que ambos son igual de importantes, tanto la unión familiar como la que no lo es.
  2. En últimas, lo que uno busca en una familia es soporte emocional (y en alguna medida económico y social)”, dice.
  3. Para el colombiano, la familia extensa sigue siendo importante, pero hay una porción importante de gente que vive sola o pasa las fiestas con los amigos o viajando Generosidad Este valor no se ve directamente reflejado en la historia del nacimiento de Cristo, porque, según explica Bolaño, “lo que vemos es un contraejemplo”.

Es decir, se evidencia es lo opuesto a la generosidad, que puede ser el egoísmo. Los pobladores de Belén les cerraron la puerta en la cara a María y José, no les brindaron comida ni les dieron ningún tipo de apoyo, con excepción de aquel hombre que dejó que se quedaran en el pesebre; él podría ser la única muestra de generosidad.

  1. Aunque –según el profesor Olano– la generosidad también se ve reflejada en los reyes magos, quienes se desplazan desde una larga distancia para llevarle regalos al Niño Dios.
  2. Pero la filósofa Bolaño no está de acuerdo y dice: “Lo que pasa es que las ofrendas de los reyes magos tienen una connotación espiritual, más que moral.

Son ofrendas a un rey. Eran como símbolos de ciertos dones a ese elegido”.Un contraejemplo sirve en este caso para decir qué no es una cosa o mostrar lo opuesto, para así entender, en este caso, la generosidad. Según la Real Academia Española (RAE), la generosidad es la cualidad de generoso, entendiendo ‘generoso’ como un adjetivo; es decir que tiene la cualidad de ser dadivoso (dar gratuitamente), franco, liberal o que obra con magnanimidad y nobleza de ánimo.

En otras palabras, la enseñanza en torno a la generosidad que deja el pesebre sería más bien que no debemos actuar como lo hicieron quienes les cerraron la puerta en la cara a María y José, y, más bien, abrirles la puerta a quienes más lo necesitan y brindar aquello que tenemos a quienes no lo tienen.

SIMÓN GRANJA MATIAS EL TIEMPO Twitter: : Las enseñanzas que deja el nacimiento de Jesús

¿Qué dice la Biblia sobre el nacimiento de Jesús?

Preparación –

  1. Con oración, estudie:
    • Isaías 7:14 : Isaías profetiza que una joven pura dará a luz al hijo de Dios.
    • Mateo 1:18–23 : Se cumple la profecía de Isaías.
    • Isaías 9:6 : Isaías profetiza que Jesucristo vendrá como un niño; se describe a Jesús con varios nombres.
    • Miqueas 5:2 : Miqueas profetiza que Jesús nacerá en Belén.
    • Mateo 2:4–6 : Los escribas sabían que Belén era el lugar de nacimiento que se había profetizado para el Mesías.
    • 1 Nefi 11:18–21 : Nefi profetiza que el Hijo de Dios nacerá de una virgen.
    • Lucas 1:26–31 : Una virgen llamada María será la madre de Jesucristo.
    • Alma 7:9–10 : Alma profetiza que Jesús nacerá de María.
    • Lucas 2:4–7 : Nace Jesús.
    • Helamán 14:1–6 : Samuel el lamanita profetiza acerca de las señales del nacimiento de Jesús.
    • 3 Nefi 1:4–21 : En la noche que nació Jesús, no hubo obscuridad en el continente americano y apareció una nueva estrella.
    • Mateo 2:2 : Una nueva estrella apareció en Israel.
  2. Estudie la lección y decida qué método empleará para enseñar a los niños el relato de las Escrituras (véase “Cómo preparar las lecciones”, pág. VII, y “La enseñanza por medio de las Escrituras”, pág. VIII). Elija las preguntas para analizar y las actividades complementarias que mejor promuevan la participación de los niños y los ayuden a alcanzar el objetivo de la lección.
  3. Materiales necesarios:
    1. Un ejemplar de la Biblia y uno del Libro de Mormón para cada niño.
    2. La lámina “Los Profetas que anunciaron el nacimiento de Jesucristo” (que se encuentra al final de la lección).
    3. Disfraces sencillos, como bufandas o chales y un muñeco para representar el Nacimiento (véase la actividad para captar la atención).
    4. Las láminas 6–49: Isaías escribe sobre el nacimiento de Cristo (Las bellas artes del Evangelio 113; 62339) y 6–50: El nacimiento de Jesús (Las bellas artes del Evangelio 200; 62116).

¿Qué importancia tiene para la humanidad el nacimiento de Jesús?

Jesús es importante para nosotros porque mediante Su expiación, Sus enseñanzas, Su esperanza, Su paz y Su ejemplo, Él nos ayuda a cambiar nuestra vida, a afrontar las pruebas y a seguir adelante con fe en nuestro camino de regreso a Él y a Su Padre.

¿Cuál es el mensaje de la Navidad?

La celebración de la Navidad nos recuerda que Dios no está lejos, sino muy cerca de nosotros. En Navidad, celebramos al Niño Jesús que es Hijo de Dios. En Él, Dios nos mostró su rostro humano, para salvarnos y amarnos desde la tierra.

¿Qué es la Navidad y su significado?

La Nativité, Louis Cretey – Óleo sobre lienzo de la segunda mitad del siglo XVII. Navidad proviene de la palabra latina nativitas que significa nacimiento y se refiere particularmente al nacimiento de Cristo que se celebra cada 25 de diciembre; sin embargo, en ninguna parte de la Biblia se menciona la fecha exacta del nacimiento de Jesús.

La fiesta de Navidad fue reconocida 300 años después de su muerte, cuando el emperador Constantino permitió el cristianismo en el Imperio romano, después de haber sido perseguido desde tiempos de Nerón, porque la fecha había encontrado popularidad entre los romanos cristianos al tratarse de la fecha del “renacimiento” del Dios Sol.

Foto: Detroit Institute of Arts

¿Cuándo se cree que nació Jesús realmente?

El año real del nacimiento de Jesús – Las fuentes principales que tenemos sobre el nacimiento de Jesús son los Evangelios y estos nos ofrecen dos datos incompatibles Herodes el grande Roma, Por un lado, los evangelistas Mateo y Lucas fechan su nacimiento “en los días de “.

¿Cuál es la verdadera fecha del nacimiento de Jesús?

Y así, el natalicio de Jesús quedó establecido en el 25 de diciembre del 753 ab urbe condita, y el 1 de enero del año siguiente sería el inicio de una nueva forma de contar: el año 1.

¿Por qué es Jesús de Nazaret si nació en Belén?

Noticias | ¿Belén o Nazaret? Dónde nació Jesús Ante la pregunta: ¿dónde nació Jesús?, la respuesta parece sencilla: en Belén. Lo aprendemos desde niños al celebrar la Navidad y lo cantamos todos los años en los villancicos alrededor del pesebre. Sin embargo, al analizar con detenimiento el Nuevo Testamento descubrimos que no es tan fácil fijar el lugar del nacimiento de Jesús.

Es cierto que dos evangelistas, Mateo y Lucas, afirman expresamente que Jesús nació en Belén. Mateo dice: “Cuando nació Jesús en Belén de Judea, en tiempos del rey Herodes.”. Y Lucas: “Cuando ellos (José y María) estaban allí (en Belén), ella dio a luz a su hijo primogénito”. Pero los otros dos evangelistas, Marcos y Juan, presentan a Jesús como si hubiera nacido en Nazaret.

En efecto, siempre lo llaman “Jesús de Nazaret”; y sabemos que en la Biblia, cuando después del nombre de una persona se menciona una ciudad, es porque se trata de su lugar de nacimiento. ¿Cuál sería, entonces, la cuna de Jesús: Belén o Nazaret? Marcos.

  • El primer Evangelio que se escribió, el de Marcos, da a entender que Jesús nació en Nazaret.
  • Ya al principio, cuando relata su bautismo, dice que Jesús “vino de Nazaret de Galilea”.
  • Es decir, no menciona ninguna otra ciudad de origen fuera de esta.
  • Después, cuando Jesús se va a Nazaret, dice que “se fue a su patria”, y patria (en griego: “patris”) significa literalmente “la tierra natal”, “el lugar de nacimiento”.

Esto lo confirma el mismo Jesús cuando, ante el escándalo que producen sus enseñanzas en Nazaret, él exclama: “Un profeta sólo en su patria, entre sus parientes y en su casa, es despreciado”. Además, todo el mundo lo conoce como Jesús de Nazaret: el endemoniado de Cafarnaúm, la criada del Sumo Sacerdote, el ángel del sepulcro y hasta el mismo evangelista Marcos.

  • Por lo tanto, cuando Marcos escribió su Evangelio, dio a entender a sus lectores que Jesús había nacido en Nazaret.
  • Un pueblo de mala muerte.
  • El cuarto evangelista, San Juan, también afirma que Jesús nació en Nazaret.
  • Comienza presentándolo como “un profeta de Nazaret” y dice que todos saben que era de Nazaret.
You might be interested:  Qué Significa La Palabra Haragana

Por ejemplo, Natanael, no quiere creer en él porque dice: “¿Acaso de Nazaret puede salir algo bueno?”. En efecto, Nazaret era una ciudad ignota, minúscula y de mala fama. Tan insignificante, que en el Antiguo Testamento no se la menciona nunca. Incluso cuando el libro de Josué describe la región de Galilea, saltea a Nazaret.

  1. Tampoco la nombra Flavio Josefo, el gran historiador judío del siglo I; al describir las guerras judías contra los romanos, menciona 54 ciudades galileas, pero ignora a Nazaret.
  2. Y el “Talmud”, una antiquísima colección de escritos judíos, enumera una lista de 63 ciudades galileas entre las que está ausente Nazaret.

Debió de haber sido, pues, una pequeña aldea sin ninguna importancia. Por eso, que alguien tan importante como Jesús hubiera nacido allí, producía escándalo entre la gente. A pesar de eso, el “Evangelio de Juan” en ningún momento aclara que Jesús no era de Nazaret.

  • Al contrario, lo afirma varias veces.
  • Por ejemplo, al contar una discusión entre los judíos sobre el origen de Jesús, dice que algunos lo rechazan como Mesías porque sabían que había nacido en Nazaret y comentaban: “¿Acaso el Mesías va a venir de Galilea? ¿No dice la Escritura que vendrá.
  • De Belén?”.

Y nadie se encarga de explicar que Jesús había nacido en Belén. Más adelante, San Juan afirma que los judíos no querían creer en Jesús porque era de Galilea, y “de Galilea no sale ningún profeta”. En el “Cuarto Evangelio” tampoco se afirma que Jesús haya nacido en Belén.

  • Al contrario, siempre está presente la idea de que había nacido en Nazaret.
  • Sólo para la infancia.
  • Vemos, pues, que las dos únicas veces en todo el Nuevo Testamento que se dice que Jesús nació en Belén son en los relatos de la infancia de Mateo y Lucas.
  • En ninguna otra parte se menciona ni una sola palabra sobre el origen belenita de Jesús.

Ni siquiera San Pablo, que tuvo que discutir acaloradamente varias veces con los lectores de sus cartas para tratar de convencerlos de que Jesús era el Mesías, y a quien le hubiera venido muy bien el argumento de que Jesús había nacido en Belén, parece conocer tal información.

Entonces, ¿son o no históricas las afirmaciones de Mateo y de Lucas sobre el nacimiento de Jesús en Belén? Posiblemente, no. En primer lugar, porque incluso estos dos evangelistas, a pesar de decir que Jesús nació en Belén, cuando lo presentan en su vida adulta cambian su discurso y lo llaman “Jesús de Nazaret”.

En segundo lugar, porque los relatos de Mateo y de Lucas se contradicen. Según San Mateo, Jesús habría nacido en Belén porque sus padres vivían en Belén. En cambio, según Lucas, Jesús habría nacido en Belén porque su familia estaba de paso en dicha ciudad con motivo de un censo.

También se contradicen en cuanto al tiempo que Jesús vivió en Belén. Según Mateo, estuvo allí casi dos años (Mateo 2,16), hasta que su familia huyó a Egipto. En cambio, según Lucas, Jesús se fue a vivir a Nazaret cuando tenía un mes y medio de vida (Lucas 2,39). Las pruebas evangélicas sobre el nacimiento de Jesús en Belén son más bien débiles.

Pero resultan ser abrumadores los datos en contra. Por eso, la mayoría de los biblistas hoy sostiene que la ciudad natal de Jesús no habría sido Belén, sino Nazaret. Entonces, ¿por qué Mateo y Lucas colocan su nacimiento en Belén? Cada sucesor, una desilusión.

  1. En la actualidad, los estudiosos sostienen que el nacimiento de Jesús en Belén, más que una indicación histórica, resulta una indicación teológica.
  2. Es decir, los evangelistas Mateo y Lucas pretendieron transmitir una idea religiosa —enunciada en forma de relato histórico— con el fin de dejar una enseñanza.

Se trata de una manera de expresarse muy propia de los pueblos semitas. ¿Y cuál es la enseñanza del nacimiento de Jesús en Belén? Quisieron decir que Jesús era el Mesías esperado por el pueblo de Israel. Con objeto de entender esto, tengamos en cuenta que para la mentalidad judía el futuro Mesías debía ser un descendiente de la familia del rey David, porque según una antigua promesa que el profeta Natán había hecho al rey David cuando este vivía, Dios había asegurado que nunca iba a faltar un descendiente suyo en el trono de Jerusalén.

Frente a la inseguridad en la que vivían los monarcas antiguos —de la falta de un hijo varón para que les sucediera y de que otra familia reinara en su lugar—, Dios le garantizó a David un descendiente suyo (un mesías, es decir, un ungido) en Jerusalén, y que lo haría con sabiduría y con justicia. Pero cada nuevo rey que subía al trono de Jerusalén era una nueva desilusión para la gente, que veía cómo se sucedían gobernantes corruptos y malvados, desentendidos del pueblo y preocupados sólo por sus intereses personales.

Por eso, cada vez que moría un rey y subía su hijo, el pueblo se preguntaba si este sería el Mesías que estaban esperando, que traería la prosperidad y la paz al pueblo. Abandonar el ambiente de la Capital. Hacia el año 500 a.C., un profeta anónimo anunció que iba a modificar estas expectativas.

Esa profecía hoy se encuentra en el libro de “Miqueas”, y dice así: “Pero tú, Belén de Efratá, aunque eres pequeña entre las aldeas de Judá, de ti saldrá el que ha de dominar Israel. Él gobernará con el poder y la majestad de Yahvé, su Dios”. El profeta anunciaba que sí iba a llegar el tan ansiado Mesías, pero vendría de Belén, de donde procedía el rey David.

El profeta no se refería directamente al nacimiento de Jesús. Los profetas no adivinaban el futuro ni buscaban predecir hechos desvinculados de la realidad en la que vivían. Su misión era anunciar una palabra de Dios que tuviera que ver con el presente de sus oyentes.

Lo que el profeta quiso decir era que Dios no miraba con buenos ojos a la corte de Jerusalén. Esta ciudad, en la que se habían prostituido tantos reyes con el lujo y el poder, no resultaba ser el mejor ambiente para que surgiera el Mesías. David, el rey más grande que tuvo Israel, había nacido en la humilde Belén.

Si ahora ellos querían tener al nuevo Mesías, había que volver a preparar el mismo ambiente de Belén. La profecía no pretendía fijar un lugar geográfico para el nacimiento del sucesor del Rey. Simplemente, proponía a los gobernantes de Jerusalén volver a la humildad y a la sencillez de sus orígenes.

Es decir, sugería cortar con el actual modo de hacer política. Con las formas literarias que tenían. Con el paso del tiempo, la profecía de Miqueas se volvió famosa, y en la época de Jesús un gran sector del judaísmo esperaba literalmente que el futuro Mesías naciera en el pueblo de Belén. Por eso, durante los primeros años del cristianismo, cuando los apóstoles salieron a proclamar el Evangelio después de la resurrección de Jesús, tuvieron dificultades en ciertos ambientes judíos, porque Jesús era de Nazaret.

Frente a este problema, algunas comunidades cristianas, que gustaban de preparar sus predicaciones en formas de relato, decidieron presentar el nacimiento de Jesús como sucedido en Belén. Por supuesto que no pretendían falsear la realidad. A los primeros cristianos no les preocupaba el hecho puramente histórico de que Jesús hubiera nacido en Nazaret.

La certeza de que Él era el Mesías esperado constituía lo único importante. Por lo tanto, cuando Mateo y Lucas afirman que Jesús nació en Belén, lo que dicen es que Jesús resulta ser realmente el Mesías que todos esperaban; el que cumplió las expectativas que ningún otro rey de Israel había cumplido.

El acento de los evangelistas se pone en esta idea. Y así lo entendieron y lo tomaron también los lectores de los primeros siglos. Dos maneras De naCer. Cuando Marcos —el primer evangelista que escribió— compuso su relato, no incluyó el dato del nacimiento de Jesús en Belén.

  1. Como la mayoría de sus lectores eran de origen pagano, no tuvo problemas en conservar el recuerdo de que había nacido en Nazaret.
  2. En cambio, cuando escribieron Mateo y Lucas, muchos de sus lectores eran cristianos procedentes de los judíos, a quienes sí les preocupaba que Jesús fuera el verdadero Mesías esperado por Israel, el descendiente de David.

Por eso ambos evangelistas recurrieron a la narración teológica de su nacimiento en Belén, cada uno de manera diferente, según lo que ellos conocían. Mateo presentó a Jesús naciendo en Belén porque su familia era de allí; y Lucas presentó a Jesús naciendo en Belén por un accidente histórico.

Por último, Juan, que en el momento de componer su Evangelio había llegado a la convicción de que Jesús era Dios y existía desde siempre, tampoco tuvo interés de incluir el nacimiento de Jesús en Belén. Para él, su origen terreno no tenía ninguna importancia porque su verdadero origen era el cielo; Él procedía de Dios y eso bastaba para declararlo Mesías.

Por eso, Juan, al igual que Marcos, conservó el dato histórico del origen nazareno de Jesús. Recordarlo en Navidad. ¿Dónde nació pues Jesús? Probablemente, en Nazaret. Su origen nazareno aparece afirmado en veinte lugares del Nuevo Testamento. Aunque las dos únicas veces que aparece Belén como su patria son Mateo 2 y Lucas 2.

  • Su nacimiento en Belén es una afirmación teológica; no expresa una evidencia histórica, sino una idea religiosa.
  • Entonces, ¿debemos abandonar las tradiciones de Belén o dejar a un lado los villancicos, renunciar a los pesebres y excluir las peregrinaciones a la ciudad de Belén, donde actualmente se venera la gruta de su nacimiento? Por supuesto que no, así como no desechamos la celebración de la Navidad el 25 de diciembre, aun cuando sabemos que ese día no nació Jesús.

Decir que Jesús nació en Belén continúa siendo, para los creyentes, una afirmación fundamental. Equivale a afirmar que Dios, a pesar de ser omnipotente y poderoso, optó por una ciudad minúscula. Prefirió apostar por la debilidad, por la humildad, por los oprimidos, por la mansedumbre.

¿Qué significa la Navidad y el nacimiento del Niño Jesús?

¿Qué significa el Nacimiento del niño Jesús? El nacimiento navideño significa la representación del nacimiento de Jesús en Belén, a través de figuras que se realiza en Navidad, en las iglesias, lugares públicos y en las casas de las familias a nivel mundial. El nacimiento del niño es una tradición del ámbito religioso perteneciente a los católicos. Lo tradicional de este acontecimiento es que se debe realizar en familia. Aproximadamente en 1223 se realizó el primer nacimiento viviente, con personas y animales reales, fecha en la cual Giovanni Bernardone (1182 – 1226), mejor conocido como San Francisco de Asís, fue el primero en realizar dicha actividad, en una cueva cercana a la ermita de Greccio, en Italia, con el fin de que los fieles constataran la humildad y del entorno como nació Jesús.

Qué elementos debe tener un nacimiento navideño Cuando se inició las instalaciones de nacimientos navideños, estos contenían la Virgen María, José, el niño Jesús, los tres reyes magos, el buey, la mula y la estrella de Belén, elementos que no deben faltaren un pesebre navideño. Sin embargo hoy en día se le han ido agregando más elementos, dependiendo de la cultura de cada región y los cuales cada uno tiene un significado.

Estos personajes que se colocan en el nacimiento representan los siguientes significados. La Virgen María: Simboliza el amor, la fidelidad, la pureza, la bondad y la comprensión. San José: Representa la obediencia y la fortaleza. El niño Jesús: Representa el hijo de Dios, la luz del mundo y el salvador. Los reyes magos: Son la sabiduría representan la naturaleza divina de Jesús.

You might be interested:  Que Significa Que No Te Baje En 2 Meses
julio 2023

L M X J V S D
4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

¿Qué significa el Nacimiento del niño Jesús?

¿Cuál es el verdadero sentido de la Navidad para los cristianos?

‘El sentido de la Navidad no es el consumismo, sino el nacimiento del Niño Jesús. Lo relevante aquí es la alegría y esperanza de reconocer a Jesús como nuestro Salvador, y todo lo que eso conlleva’, afirmó.

¿Cuál es el motivo de celebrar la Navidad?

¿Por qué se celebra Navidad? Origen, significado y quién la inventó – De acuerdo con diversos historiadores, el origen de la Navidad es meramente religioso, pues a través de esta celebración millones de familias cristianas y católicas se reúnen para conmemorar el nacimiento de Jesús de Nazareth.

  • Pese a que su origen es meramente religioso, lo cierto es que en la Biblia no existen referencias cronológicas sobre el nacimiento de Cristo, por lo que la elección de esta fecha no cuenta con ningún tipo de base histórica.
  • De hecho, fue el Papa Julio I quien eligió el 25 de diciembre para celebrar el nacimiento del hijo de Dios.

Según diversas teorías, se cree que el Papa eligió esta fecha para absorber los Saturnales, que se celebraban entre el 17 y el 23 de diciembre y representaban el “renacimiento” del año para los romanos. Fue así como la Iglesia cristianizó lo que solía ser una fiesta pagana.

¿Dónde nace la tradición de la Navidad?

Gastronomía, belenismo, ceremonias religiosas.El nacimiento de Jesucristo es todo en evento asentado en la sociedad italiana. En un calendario del año 354 d.C., podemos encontrar las siguientes palabras: “El 25 de diciembre, Cristo nació en Belén, Judea”.

  1. Todo esto suena muy anodino hasta que se sabe que esta es la primera referencia registrada al día de Navidad, en un texto escrito en Roma.
  2. Dado que la Navidad, tal y como la conocemos, nació en suelo italiano -fue establecida oficialmente por el emperador Constantino el Grande en el siglo IV-, la fiesta tiene profundas raíces en el país y, a día de hoy, conserva gran parte de su antiguo carácter religioso.

La rica diversidad cultural de Italia ha dado lugar a un mosaico de tradiciones festivas que difieren mucho de una región a otra. Desde los elaborados belenes y las leyendas populares hasta las suntuosas recetas, la Navidad es una ocasión colorida que conecta a los ciudadanos del país transalpino con su pasado.

¿Qué es la Navidad reflexión católica?

La Navidad es el encuentro de Dios con su pueblo. Y también es una consolación, un misterio de consolación. Ya no se trata de preparar la tierra para acoger la buena semilla, sino de preparar un camino para que pueda, llegar a nuestra alma Jesús.

¿Por que quiso Dios que Jesús naciera en un pesebre?

Evangelio de Lucas – El evangelio de Lucas, un recuento de la vida de Jesús escrito en la misma época que el evangelio de Mateo, tiene una versión distinta del nacimiento de Jesús. Su evangelio comienza con José y María embarazada en Galilea. El viaje a Belén se debió a un censo que el emperador romano César Augusto ordenó para todos los judíos.

  1. José era descendiente del rey David y Belén era el lugar donde le correspondía registrarse.
  2. Lucas no incluye un viaje a Egipto, ni al paranoico rey Herodes o sus intentos de asesinar niños.
  3. Los sabios tampoco visitan al niño Jesús en su versión.
  4. Jesús nació en un pesebre porque los viajeros tenían ocupadas todas las habitaciones de Belén,

Tras el nacimiento, a María y José solo le visitan pastores, también alegrados del nacimiento de Jesús. Fuente de la imagen, Getty Images Pie de foto, Lucas no relata la adoración de los magos de Oriente, pero sí la visita de los pastores, enterados del nacimiento de Jesús tras la aparición de ángeles.

Lucas relata que unos ángeles se aparecieron a los pastores y le anunciaron el nacimiento de Jesús. No hay estrella que guía, y los pastores no traen regalos al niño. Lucas menciona que Jesús, María y José dejan Belén ocho días después del nacimiento y viajan a Jerusalén y luego a Nazaret. Las diferencias entre Mateo y Lucas son casi imposibles de reconciliar, aunque comparten similitudes.

John Meier, un estudioso de la historia de Jesús, explica que “el nacimiento en Belén no forma parte de un hecho histórico” sino de una “afirmación teológica escrita en forma de narrativa histórica”. En otras palabras, que la creencia de que Jesús es descendiente del rey David conllevó al desarrollo de la historia del nacimiento de Jesús en Belén.

¿Qué significado tiene la imagen del Divino Niño?

El divino niño Un símbolo de reconocimiento social que, por su origen urbano, masivo y popular, tiene gran aceptación ritual dentro de los colombianos El Divino Niño es el símbolo sagrado por excelencia que abarca todo el territorio nacional. Su nombre y su imagen están ligados a lugares, movimientos y tiempos que dan cuenta de la realidad colombiana, arraigando su efectiva sentencia de “Yo reinaré”.Entre los católicos, la devoción por Jesucristo se expresa especialmente en aquellas imágenes que enfatizan su sufrimiento en la cruz.

  • En cambio, son pocas las advocaciones relacionadas con su infancia; representaciones principalmente asociadas a la Natividad, al Niño Dios del pesebre o al Niño Dios en brazos de la Virgen Madre.
  • Pero imágenes de un Niño Jesús que esté de pie y que como figura aislada sea objeto de culto, sólo se conocen la del Niño Jesús de Praga, la del Niño Jesús de Atocha (venerado en México, pero de origen español) y la del Divino Niño del 20 de Julio.

En Colombia, la fe por Jesús Niño se comenzó a difundir en 1912, con la llegada de Juan del Rizzo, sacerdote italiano de la comunidad salesiana y devoto del Niño Jesús de Praga. Esa fue la imagen con la que inició el culto en Barranquilla (lugar inicial de su arribo), pero al llegar a Bogotá, en 1935, el superior de la comunidad le sugirió llamarlo simplemente Divino Niño Jesús, porque la Comunidad Carmelita reclamaba los derechos exclusivos de propagar esa imagen.

  • Entonces se dispuso crear una nueva, que es la que hoy conocemos y que nació en uno de los tradicionales talleres de arte religioso del centro de Bogotá.Así se generó una devoción propia al Niño Jesús, con una iconografía única y con atributos específicos.
  • Una figura que, desde el barrio obrero 20 de Julio, se ha extendido a todo el país.Hoy, el Divino Niño se ha ubicado en regiones geográfica y culturalmente distintas; se articula a la vida cotidiana, cuidando los niños en los parques o velando por la seguridad de los policías en los CAI.

Con su nombre se han bautizado barrios, escuelas, centros de salud y hasta tiendas; está presente en plazas públicas, en el altar familiar, en oficinas, restaurantes, en las telenovelas, en el deporte y en la publicidad. En carros, taxis y buses se disputa con la Virgen del Carmen, los afectos de los conductores.

Incluso es posible encontrar su figura y sus devotos más allá del territorio nacional.El ícono ha trascendido el ámbito religioso para transformarse en un símbolo cargado de sentido, con una gran capacidad de movilizar socialmente y producir nuevas realidades culturales revitalizadoras. Distinto a otras imágenes religiosas desgastadas y carentes de significado ante las exigencias de los nuevos modos de vida urbana.El auge del Divino Niño ha estado marcado por el contexto socio político del país en las dos últimas décadas.

Particularmente, por la crisis vivida a finales de los años 80 y comienzos de los 90. Época en que el narcotráfico desató una nueva modalidad de violencia, que se registró en la urbe con asesinatos, atentados, acciones dinamiteras y secuestros a líderes políticos, altos funcionarios, periodistas y ciudadanos del común.

Sucesos que fueron motivo para generar una nueva práctica de devoción: pedir por los secuestrados. Una acción que con el paso del tiempo se ha intensificado notablemente. Dado el recrudecimiento de la violencia, el Niño se ha especializado en ser mediador del conflicto armado. El Niño Jesús adquiere especial sentido para el creyente, y se convierte en la tabla de salvación ante el malestar social.

Su imagen se asume como un símbolo de esperanza contrapuesto a la dura realidad; ella representa la exaltación de la bondad y la ternura. En contraste con la situación de violencia, el Divino Niño genera tranquilidad y dulzura, inspira una serenidad que difiere de los gestos dramáticos y de sufrimiento que caracterizan a otros íconos religiosos.

  1. Los creyentes se acogen a él y encuentran protección, seguridad y paz, además con la plena confianza de que todo aquello que le sea pedido siempre lo concederá.Su supremacía es consecuencia de su fuerte influjo y de su capacidad de congregar una diversidad de actores sociales a su alrededor.
  2. No tiene exclusividades de ninguna índole.

Su origen, su inmenso poder de convocatoria, su legitimidad y su significado nacional lo han convertido en patrimonio de todos los colombianos. La eficacia simbólica del Divino Niño se sustenta hasta en su misma iconografía: sencilla y sin mayores pretensiones estéticas que han facilitado su reproducción.

Imagen con la que se sienten identificados cientos de miles de colombianos. Diferente al aristocrático Niño de Praga, demasiado majestuoso para calar fácilmente entre el común de la gente. El Divino Niño se potencia como símbolo de nación y cumple la difícil tarea de integrar regiones y superar separatismos de clase, mediando en el conflicto y proyectándose al exterior como el Divino Niño colombiano.

* Antropóloga, Universidad Nacional de Colombia. : El divino niño