Que Significa El Flujo Espeso Blanco - CLT Livre

Que Significa El Flujo Espeso Blanco

Que Significa El Flujo Espeso Blanco
Lo que puede significar el color de tu flujo vaginal By | 1 de abril de 2022 a las 12:00 Categoría: El flujo vaginal es a totally normal part de tener una vagina. Este fluido, que es producido por glándulas dentro de tu vagina y cuello uterino, ayuda a mantener tu vagina limpia y libre de infecciones. Lo que es considerado “normal” cuando se trata de flujo vaginal cambia de persona a persona -algunas tienen mucho flujo y otras casi nada-.

Y la cantidad y consistencia de tu flujo puede cambiar de día a día, dependiendo de en qué parte de tu ciclo menstrual estés. El flujo vaginal sano tiende a ser transparente o de color blanco (o incluso un amarillo bien palido cuando se seca). Los cambios en el olor o color de tu flujo pueden ser una indicación de que algo está fuera de lo normal.

Incluso, el color de tu flujo vaginal puede ser un big clue sobre lo que está sucediendo en tu cuerpo. Te contamos más:

Blanco : generalmente, el flujo de color blanco es normal. Sin embargo, si tienes flujo vaginal espeso, blanco y grumoso, esto puede ser una señal de una, Otros síntomas comunes incluyen picazón, ardor, o enrojecimiento dentro o alrededor de la vagina. Gris : el flujo vaginal de color gris puede ser una señal de una, especialmente si el flujo es espumoso o tiene un olor fuerte a pescado. Amarillo o Verde : el flujo vaginal amarillo oscuro o verdoso puede ser una señal de una infección bacteriana o una, Rojo o marrón : muchas veces, el o flujo vaginal de color café o rojo puede suceder justo antes o despues de tu periodo. También puede ser una señal de un ciclo menstrual irregular o incluso de la menopausia. En algunos casos, puede ser un síntoma de algo más grave, como una infección o, Rosado : el flujo vaginal rosado puede ser causado por irritación vaginal despúes del sexo (por ejemplo, si no usaste suficiente lubricante al tener sexo vaginal) o por una infección u otra condición médica. En algunos casos, puede ser una señal temprana del embarazo (lo que a veces es llamado sangrado de implantación).

Es una buena idea monitorear tu flujo para aprenderte a conocer y saber cuando algo no es normal. Si tienes cambios en tu flujo vaginal que te preocupan, con o sin otros síntomas, puedes consultar con unx doctorx o enfermerx en el, Etiquetas:,,,,,, Es una app desarrollada por Planned Parenthood para monitorear tu periodo, ciclo, fertilidad y método anticonceptivo incluyendo la pastilla, el parche, el anillo, la inyección, el DIU o el implante. Es gratis, segura, confiable y, ¡está disponible en español! Solo tienes que descargarla y cambiar el idioma en la app.

¿Por qué me sale como requeson?

La secreción vaginal puede ser normal o el resultado de una inflamación de la vagina (vaginitis), a menudo ocasionada por una infección. La zona genital (vulva), el área alrededor de la abertura de la vagina, también puede inflamarse. La secreción vaginal puede tener su origen en cambios normales en los niveles de estrógenos,

Durante los ciclos menstruales unos días antes de que se libere el óvulo Unos meses antes de que se produzca la primera menstruación Durante el embarazo En las mujeres que toman medicamentos que contienen estrógeno o que aumentan la producción de estrógeno (como algunos medicamentos para la fertilidad) En recién nacidos, durante 1 o 2 semanas después del nacimiento, porque han absorbido estrógenos de la madre antes de nacer

Por lo general, la secreción normal es inodora y suele ser de color blanco lechoso o fina y transparente. Durante los años de fertilidad, la cantidad y el aspecto varían durante el ciclo menstrual. Por ejemplo, en la mitad del ciclo, cuando se libera el óvulo (ovulación), el cuello del útero produce más mucosidad y la apariencia es más fina.

Es más densa de lo habitual Es más espesa de lo habitual Tiene aspecto purulento Es blanca y espesa (como el requesón) Tiene color grisáceo, verdoso, amarillento o sanguinolento Huele mal o a pescado Va acompañada de prurito, ardor, erupción o dolor

Las probables causas de secreción vaginal dependen de la edad. Durante la infancia, las causas más frecuentes son

Infección bacteriana en el tracto digestivo Productos químicos en los geles de baño o jabones Un objeto extraño (como un trozo de papel higiénico o, a veces, un juguete) en la vagina

Puede aparecer una infección en caso de poca higiene. Por ejemplo, las niñas pequeñas, en especial de los 2 a los 6 años de edad, pueden transferirse bacterias del tracto digestivo a la zona genital cuando se limpian de atrás adelante o no se lavan las manos después de la defecación.

Si la causa es un objeto extraño, la secreción puede contener pequeñas cantidades de sangre. Por lo general, durante los años de fertilidad, la causa de la secreción suele ser una infección vaginal, de las cuales las más frecuentes son Por lo general, las bacterias protectoras (lactobacilos) que normalmente viven en la vagina previenen las infecciones vaginales.

You might be interested:  Que Significa Atmleqmgtdt En Tik Tok

Estas bacterias mantienen el grado de acidez normal en la vagina. Cuando disminuye la acidez de la vagina, desciende el número de bacterias protectoras y aumenta el de bacterias nocivas. Los siguientes factores hacen más probable la proliferación de bacterias nocivas (y por lo tanto aumentan el riesgo de infecciones vaginales):

Uso de antibióticos (porque reducen el número de bacterias protectoras) Sangre menstrual o semen en la vagina (porque reducen la acidez de la vagina) Duchas vaginales (porque reducen la acidez de la vagina) Embarazo Diabetes mellitus Cuerpo extraño, como un tampón olvidado (porque los tampones proporcionan un ambiente cálido y húmedo donde las bacterias pueden multiplicarse)

Tras la menopausia, muchas mujeres tienen secreciones anómalas. Se producen porque la disminución de los niveles de estrógenos provoca que la vagina se vuelva más delgada y se seque. Una vagina delgada y seca es más probable que se irrite e inflame, lo que conllevará la aparición de secreciones.

Los síntomas que afectan la vagina y las vías urinarias después de la menopausia se denominan síndrome genitourinario de la menopausia. Estos síntomas consisten en sequedad vaginal, dolor durante las relaciones sexuales, urgencia urinaria e infecciones de las vías urinarias. Durante los años de fertilidad, a veces la causa es un objeto extraño (como un tampón olvidado).

Sin embargo, en este grupo de edad es muy raro que se produzca secreción solo por una inflamación (sin infección). En las mujeres mayores, la orina o las heces pueden irritar la zona alrededor de los genitales y el ano, lo que resulta en secreción vaginal.

Esta irritación puede aparecer en caso de incontinencia (evacuación involuntaria de heces u orina) o de confinamiento en cama. A cualquier edad, diversos productos que entran en contacto con el área genital pueden irritar y, a veces, causar secreción. Entre ellos se incluyen aerosoles higiénicos, perfumes, compresas, jabones para la ropa, lejía, suavizantes y a veces espermicidas, cremas o lubricantes vaginales, anillos vaginales anticonceptivos, diafragmas, pesarios Pesarios El prolapso de órganos pélvicos implica la relajación o el debilitamiento de los ligamentos, el tejido conjuntivo y los músculos de la pelvis, lo que provoca que la vejiga, la uretra, el intestino.

obtenga más información y, en las mujeres alérgicas al látex, condones de este material. En raras ocasiones hay aberturas anómalas (fístulas) entre el tracto intestinal y el tracto genital, lo que resulta en una secreción por la vagina que a veces contiene heces. Las fístulas pueden ser consecuencia de cualquiera de los factores siguientes:

Daño a la vagina durante el parto (principalmente en países en desarrollo) Una infección que se produce en una incisión quirúrgica o en un desgarro de la abertura de la vagina durante el parto Radioterapia dirigida a la pelvis (la parte más baja del tronco) Lesión durante la cirugía pélvica Tumores en la pelvis

A menudo se identifica la causa de una secreción anormal basándose en sus características (por ejemplo, aspecto y olor), la edad de la mujer, otros síntomas y pruebas sencillas que proporcionan resultados rápidos. En las mujeres con una secreción anómala, determinadas características son motivo de preocupación:

Fiebre Dolor pélvico Secreción sanguinolenta, especialmente después de la menopausia Heces en la secreción vaginal

Las mujeres y las niñas con la mayoría de los signos de alarma deben acudir a la consulta ese mismo día. Las mujeres sin signos de alarma deben acudir a la consulta en unos días. En las niñas, el flujo vaginal puede deberse a un cuerpo extraño en la vagina.

Si no hay ningún objeto extraño y los niños presentan signos de una lesión, se puede considerar el abuso sexual. Si tienen secreción vaginal sin causa aparente, se toma una muestra de la secreción de la vagina o del cuello uterino y se analiza. Si se sospecha abuso, se toman medidas para garantizar la seguridad del niño y el caso se denuncia a las autoridades competentes.

Se formulan preguntas sobre la secreción:

Aspecto y olor Momento de aparición en relación con el periodo menstrual y las relaciones sexuales Simultaneidad con otros síntomas (como prurito)

Los médicos también preguntan acerca de otros síntomas, como dolor abdominal o pélvico, dolor al orinar o durante el coito, prurito, fiebre y escalofríos. Se incluyen otras preguntas acerca del uso de aerosoles higiénicos o de otros productos que puedan irritar el área genital, y sobre la existencia de circunstancias que pueden aumentar el riesgo de tener secreción vaginal (como la toma frecuente de antibióticos o el hecho de sufrir diabetes). Las pruebas simples que pueden realizarse en la sala de exploración o cerca de ella proporcionan resultados rápidos, que a menudo permiten identificar la causa de la secreción vaginal. Se realizan pruebas adicionales para confirmar o, si es necesario, identificar la causa.

Si es posible se corrige o trata el trastorno subyacente. Por ejemplo, una vaginosis bacteriana se trata con antibióticos. Algunas medidas generales ayudan a aliviar los síntomas, aunque no eliminan la infección. Se recomienda lavarse a diario sin jabón, o en caso de que el jabón sea necesario, con un jabón suave no alergénico (como el jabón de glicerina), y enjuagar y secar la zona genital minuciosamente.

Cambiarse de ropa interior y darse un baño o una ducha una vez al día contribuye a aliviar los síntomas. Colocar hielo sobre la zona genital o tomar un baño de asiento tibio suele reducir el dolor y el prurito. El baño de asiento se toma en posición sentada con el agua cubriendo solo la zona de los genitales y el recto.

Los baños de asiento se pueden tomar en la bañera llena con un poco de agua o en una palangana grande. Enjuagar la zona genital con agua tibia a chorro con una botella también puede proporcionar alivio. La mejora de la higiene es especialmente útil si la causa es por incontinencia o por confinamiento en cama.

Las chicas jóvenes tienen que aprender buenos hábitos de higiene, como limpiarse de delante atrás, lavarse las manos después de defecar y orinar, y evitar tocarse la zona genital. Si los síntomas son moderados o graves, o si no responden a las medidas generales, se administran medicamentos.

Por ejemplo, puede aplicarse una crema de corticoesteroides (como hidrocortisona), o a veces administrar antihistamínicos por vía oral, para aliviar el prurito. Algunos antihistamínicos, además, causan somnolencia y pueden ser útiles si los síntomas dificultan el sueño. Si se diagnostica una infección vaginal, como una vaginosis bacteriana, una infección por levaduras o una vaginitis por Trichomonas, se requieren antibióticos o antifúngicos (tomados por vía oral o introducidos en la vagina).

Después de la menopausia, los niveles de estrógenos disminuyen notablemente. Como resultado, por lo general, la cantidad de secreción normal disminuye considerablemente. Sin embargo, la disminución de estrógeno hace que la mucosa vaginal se adelgace y se vuelva más seca y frágil.

You might be interested:  Que Significa How Are You Doing

La vagina fina y seca tiene más probabilidades de irritarse, lo que a menudo da lugar a una secreción vaginal anormal. Esta secreción puede ser acuosa y fina, o espesa y amarillenta. La sequedad vaginal puede hacer que el coito sea doloroso. La sequedad vaginal, el dolor durante las relaciones sexuales, la urgencia urinaria y las infecciones urinarias son síntomas del síndrome genitourinario de la menopausia.

Se puede utilizar la terapia hormonal La terapia hormonal para la menopausia La menopausia es el cese permanente de la menstruación y, por lo tanto, de la fertilidad. Desde varios años antes de la menopausia hasta justo después de esta, los niveles de estrógenos varían. con dosis bajas de estrógenos para tratar este síndrome. El adelgazamiento también hace que sea más probable que aparezcan determinadas infecciones vaginales. Los tejidos vaginales delgados y secos se lesionan con más facilidad, lo que permite a las bacterias de la piel, normalmente inofensivas, penetrar en los tejidos bajo la piel y causar infecciones.

  1. Estas infecciones no suelen ser graves, pero pueden causar molestias.
  2. Las mujeres mayores son más propensas a recibir tratamientos que pueden reducir los niveles de estrógenos, y eso aumenta la probabilidad de irritación vaginal.
  3. Estos tratamientos incluyen la extirpación de ambos ovarios, la radioterapia dirigida a la pelvis y determinados quimioterápicos.

Los problemas que hacen difícil una buena higiene, como la incontinencia o el confinamiento en cama, son más habituales en las mujeres mayores. La falta de higiene puede provocar una inflamación crónica en el área genital debido a la irritación por la orina o las heces.

Las infecciones vaginales, como la vaginosis bacteriana, las infecciones por levaduras y la vaginitis por Trichomonas, pueden ocurrir después de la menopausia. Los factores de riesgo para las infecciones por levaduras son la diabetes y la incontinencia. Los factores de riesgo para la vaginosis bacteriana y la vaginitis por Trichomonas incluyen tener parejas sexuales nuevas o varias parejas.

Si las mujeres mayores son sexualmente activas, deben utilizar condones para reducir el riesgo de infecciones de transmisión sexual (ETS). Sin embargo, como los condones pueden irritar los tejidos de la vagina, sobre todo en las mujeres mayores, es esencial el uso de lubricantes.

Con condones de látex solo deben usarse lubricantes a base de agua. Los lubricantes a base de petróleo (como la vaselina) pueden debilitar el látex y causar la rotura del condón. Las mujeres mayores deben acudir al médico de inmediato si tienen secreción, en especial si contiene sangre o es de color marrón o rosa (lo que posiblemente indica que hay una pequeña cantidad de sangre).

Una secreción que aparece después de la menopausia puede ser una señal de alarma de un trastorno precanceroso (como el engrosamiento del revestimiento del útero) o de cáncer, y no debe ignorarse. Los antihistamínicos pueden aliviar el prurito. Muchas (incluyendo la difenhidramina, la hidroxizina y la ciproheptadina) causan somnolencia, lo que aumenta el riesgo de caídas en las personas mayores.

La secreción vaginal puede acompañarse de prurito, enrojecimiento, ardor y dolor. Las causas probables dependen de la edad. Por lo general, para detectar los microorganismos que pueden causar estas infecciones se examina una muestra de la secreción. El tratamiento depende de la causa, pero aplicar frío o un baño de asiento tibio puede aliviar los síntomas. Cualquier secreción que se produce después de la menopausia requiere una pronta evaluación por el médico.

¿Cuándo empieza el flujo blanco en el embarazo?

Secreción mucosa – Durante el embarazo, la sangre que se dirige al cuello uterino aumenta. Esto lleva a un aumento en la secreción del cuello uterino y, a su vez, provoca un aumento del flujo vaginal durante el embarazo. No tienes de qué preocuparte sobre este aumento en las secreciones, ya que es algo muy común y es inofensivo.

You might be interested:  Que Significa Soñar Con Una Fiesta

¿Cómo es el flujo después de la ovulación sí hubo embarazo?

Flujo blanco antes del período: ¿signo de embarazo? – Si notas una secreción más espesa, más blanca o pegajosa después de la ovulación, esto puede ser un signo de embarazo. Esto se debe a un aumento en las hormonas, así que mantente atenta a esto en las dos semanas previas a tu período.

¿Cuando no hay flujo no hay embarazo?

Disminución de la secreción vaginal | Dudas y preguntas PREGUNTA,- Estoy embarazada de 22 semanas y, según las ecografías, todo marcha correctamente. Sin embargo, me surge una duda relacionada con el flujo vaginal. En cualquier sitio que consulto se indica que durante el embarazo es normal un aumento del mismo.

Sin embargo, yo no he notado aumento alguno, teniendo mucha menor humedad que en las épocas en las que ovulaba. No tengo ninguna molestia, pero ¿es esto algo anormal? RESPUESTA,- En general, la secreción vaginal aumenta durante el embarazo, relacionado con el aumento de los estrógenos que se produce durante el mismo.

Los estrógenos actúan aumentando el moco producido en las glándulas del canal cervical y además aumenta la vascularización de las paredes de la vagina con lo que se incrementa el trasudado vaginal. El aumento de secreción vaginal en ausencia de otros síntomas como cambio de color, consistencia, olor o la presencia de picor o ardor, no es patológico.

Que no se produzca un aumento de la secreción durante la gestación no es anormal o patológico. Si la situación de disminución de la secreción vaginal se manifestara con síntomas como sequedad vaginal o que resultara molesto a la hora de mantener relaciones sexuales, se podría utilizar un hidratante vaginal específico.

La disminución de la secreción vaginal, a veces asociada a sensaciones molestas como es la percepción de sequedad vaginal y molestia o dolor durante las relaciones sexuales, resulta frecuente durante el periodo de lactancia. La recuperación del ciclo menstrual suele solucionar estas molestias.

¿Qué tomar para el flujo blanco grumoso?

Tratamiento – Para tratar la vaginosis bacteriana, el médico puede prescribir uno de los siguientes medicamentos:

Metronidazol (Flagyl, Metrogel-Vaginal, otros). Este medicamento se puede tomar por vía oral (tableta). El metronidazol también está disponible en forma de gel tópico que se aplica dentro de la vagina. Para reducir el riesgo de malestar estomacal, dolor abdominal o náuseas mientras usas este medicamento, evita el alcohol durante el tratamiento y durante al menos un día después de completarlo (consulta las instrucciones en el producto). Clindamicina (Cleocin, Clindesse, otros). Este medicamento está disponible en forma de crema que se aplica dentro de la vagina. La crema de clindamicina puede debilitar los preservativos de látex durante el tratamiento y durante al menos tres días después de dejar de usar la crema. Tinidazol (Tindamax). Este medicamento se toma por vía oral. El tinidazol tiene la misma probabilidad de causar malestar estomacal y náuseas que el metronidazol oral, así que evita el alcohol durante el tratamiento y durante al menos tres días después de completarlo. Secnidazol (Solosec). Es un antibiótico que se toma por vía oral en una dosis. La presentación del medicamento es un paquete de gránulos que se espolvorean sobre un alimento blando, como puré de manzana, pudín o yogurt. La mezcla se ingiere en un plazo de 30 minutos, teniendo cuidado de no triturar ni masticar los gránulos.

Generalmente, no es necesario tratar a la pareja sexual masculina de una mujer infectada, pero la vaginosis bacteriana puede propagarse entre las parejas sexuales femeninas. Las parejas femeninas deben someterse a pruebas y pueden necesitar tratamiento.

¿Qué tomar para el flujo blanco grumoso?

Tratamiento – Para tratar la vaginosis bacteriana, el médico puede prescribir uno de los siguientes medicamentos:

Metronidazol (Flagyl, Metrogel-Vaginal, otros). Este medicamento se puede tomar por vía oral (tableta). El metronidazol también está disponible en forma de gel tópico que se aplica dentro de la vagina. Para reducir el riesgo de malestar estomacal, dolor abdominal o náuseas mientras usas este medicamento, evita el alcohol durante el tratamiento y durante al menos un día después de completarlo (consulta las instrucciones en el producto). Clindamicina (Cleocin, Clindesse, otros). Este medicamento está disponible en forma de crema que se aplica dentro de la vagina. La crema de clindamicina puede debilitar los preservativos de látex durante el tratamiento y durante al menos tres días después de dejar de usar la crema. Tinidazol (Tindamax). Este medicamento se toma por vía oral. El tinidazol tiene la misma probabilidad de causar malestar estomacal y náuseas que el metronidazol oral, así que evita el alcohol durante el tratamiento y durante al menos tres días después de completarlo. Secnidazol (Solosec). Es un antibiótico que se toma por vía oral en una dosis. La presentación del medicamento es un paquete de gránulos que se espolvorean sobre un alimento blando, como puré de manzana, pudín o yogurt. La mezcla se ingiere en un plazo de 30 minutos, teniendo cuidado de no triturar ni masticar los gránulos.

Generalmente, no es necesario tratar a la pareja sexual masculina de una mujer infectada, pero la vaginosis bacteriana puede propagarse entre las parejas sexuales femeninas. Las parejas femeninas deben someterse a pruebas y pueden necesitar tratamiento.